MR Robot ¿Quién controla a Elliot y quién es?

mr-robot

Como todo RETO este también tiene truco, y la solución no está relacionada directamente con el argumento y la temática de la serie, como habéis apuntado algunos en esa línea, cierto es que podría haber sido, en otra ocasión.

Nuestro cerebro tiende a etiquetarlo todo para poder comprender y resolver las cuestiones que se plantean además de relacionarlo todo con un contexto, – el nuestro es el de la Ciber/seguridad….-, implícito en el mismo reto.., así que es fácil desviar vuestra atención para su resolución, ponerlo un poco difícil. Reconozco que no es fácil la solución, pero con ello intento atraer vuestra atención a un problema que nos afecta a todos, a unos mas que otros, pero a todos sin excepción.., y que puede ser aprovechado por algunas personas con malas intenciones para comprometer nuestra seguridad, en todos los ámbitos y en el de la Ciberseguridad más aún, ya que si se combina con técnicas de Ingeniería Social adecuadas podrían comprometer alguna de nuestras múltiples vulnerabilidades que a veces exponemos de una forma clara sin habernos dado ni de cuenta de ello.

¿Elliot?

El personaje en cuestión está desconcertado e indignado con el mundo que le rodea, todo.., absolutamente todo le parece hostil, todo le atormenta; su trabajo, sus compañeros, el trato con otras personas, los demonios del poder, el capital, la sociedad en la que reside y un sin fin de variables que disparan en él todo tipo de ansiedades e histerias descontroladas, no sabe que le sucede, no es consciente de ello. El consuelo de las drogas parece ser lo único que le apacigua adormeciendo sus sentidos manteniendo sus emociones bajo control, esa falsa sensación de paz y “control” es su enfermedad.

Elliot ha perdido el control, sus pensamientos se han vuelto compulsivos y se han apoderado de él. Su realidad esta distorsionada por esa entidad que se ha ido conformado a lo largo de los años en su cabeza, esa misma entidad que se ha apoderado de quién es y que le susurra en voz baja; – haz esto y aquello, estos son los malos.. E-vil Corp, no te fíes de nadie, desconfía de todos, sólo confía en mí .. ¡yo nunca te fallaré!, y recuerda esto.., debes acabar con todo, el sistema no es justo.., no me falles -. El parloteo permanente de esa voz interna se ha consolidado en él proyectándose a través de una imagen mental de recuerdos imborrables de su infancia, esa entidad se llama MR Robot como bien sabéis.., pero aunque os parezca mentira, no es su padre., esa entidad es su Ego, y se ha apoderado de él, su – torturador -, el FLAG.

La lucha continua con su Ego o falso Yo se ve reflejada en los permanentes diálogos en la serie, -uno tras otro sin parar-, donde Elliot en puntuales ocasiones “despierta” del sueño en el que está medido bajo el incesante ruido de los pensamientos que lo atormentan…, se resiste.., y se enfrenta, pero MR Robot es muy inteligente en su continua obsesión de tenerlo todo controlado, aprovechando todo lo que tiene en su mano para volver a entrar por la puerta de atrás cuando tiene la ocasión; momentos bajos, estados de estrés y ansiedad, logros y un largo y largo ETC.

La paradoja que establece el personaje es lo mas sorprendente, es lo mas fascinante de todo y establece otro punto de vista mas allá de lo “interesante” del personaje y el contexto de la serie. ¿ A quién se enfrenta realmente Elliot? – todos podríamos pensar que el objetivo es el sistema, el mundo que le ha tocado vivir, manifestado en su obsesión como E-vil Corp y todo lo demás que adorna el repetitivo argumento de la serie . Lo que no sabe, porque no es consciente de ello, es que MR Robot se alimenta justamente de todo eso para ejercer el control sobre él, dirigir su comportamiento, sus pensamientos, sus emociones.., si.., ese mismo entorno al que él se resiste y se enfrenta,- el sistema -, – en realidad la lucha es contra él mismo -, el sistema que ve a través de MR Robot y no de su conciencia, es la excusa.

La inmensa mayoría de las personas no suelen asumir su responsabilidad en todo lo que les sucede, le echan la culpa a todo; al trabajo, a los políticos, a los bancos, a los jefes, a la mujer, al vecino, a que esto y lo otro está mal, … al sistema como Elliot, que más da.., lo importante es quejarse, querer tener razón, eso es justamente lo que quiere su MR Robot, -control y que le den la razón-. La vida que llevamos nos descontrola, nos vuelve unos inconscientes y a la vez vulnerables, nos expone a los demás y al mundo que nos rodea, y en una sociedad cada vez mas interconectada el problema se acentúa.

Algunos viven su vida sometidos al incesante ruido del pensamiento, no paran..;

—–

Lunes,

(07:00) , suena el despertador, me levanto, me lavo la cara, desayuno, me lavo los dientes, tengo que ir a este sitio o el otro, comprar esto o aquello, corregir lo de ayer, llamar a Carlos, María, Juan, Pedro, Sonia, Montse, Mama y a mi hermano Manuel, que no se me pase, pagar la factura de la luz, mandar la foto del contador del agua, pagar la tasa municipal del coche, ir al banco a sacar pasta, mirar mi Gmail, mi Facebook, mi Twitter, mi Pinterest, mi Linkedin, mi Xing, llevar el coche a la revisión, pedir cita en la I.T.V, decirle al jefe esto y aquello, aclarar con Manuel lo de ayer, llevar el traje a la tintorería, recoger la carta certificada en Correos, comprar unos vaqueros, limpiar la habitación del estudio, pasar por el Mercadona, rellenar el depósito del coche, hinchar la rueda trasera, mirar si llueve, ¿Qué me pongo?…, que pensarán de mi los vecinos, vaya imbécil el vecino de tercero A y el del tercero B, un impresentable, acordarme de pagar la comunidad, la reunión de vecinos a las ocho de la tarde, hacer la cena, no perderme la peli de la sexta, …

(07:15 ). Buafff!!, qué mareo tengo, qué agobio…, me duele todo, absolutamente todo, ¿Qué me pasa?, ¿Dónde está el Espidifen?.., ¡ Buafff!…, ¿Dónde está mi puñetero pantalón?, ¿Dónde está mi camisa?, ¡ Joderr !.., ¿Quién …, Quién me la ha cogido?, ¡Coñooo.., pero si vivo solo!, me estoy volviendo loco, se me va la olla. ¿Qué me está pasando?…, y un día…

— Hola, no te pasa nada, apura que no llegas

– ¡Ehhh!, ¿Quién eres tú?

— Soy tu amigo, el más fiel e inseparable de ti. ¡Venga déjate de rollo!, que no llegas, y los minutos pasan, el tiempo no para, nunca para, ¡Venga que se te acaba el tiempo y no llegas!

Me estoy volviendo majareta, ¡Dios mío!, ¿Quién o qué es eso?, que agobio tengo, cada día de mi vida parece estar escrito por alguien, ¿Quién será?, ¿Porqué mi realidad o vida es así?, ¿Porqué actuó o me comporto de esta forma?, ¿Porqué todo lo que sucede, lo que poseo, lo que deseo, quién soy y lo demás, no me hace feliz y me hace sufrir?, no entiendo nada, mi vida es una mierda.

— Es que el mundo es injusto contigo, no te quiere, terminarás dándome la razón.

– ¿Tú crees?, no sé…, quizás sí.

— Hazme caso, es así, todos se ríen de ti, en el trabajo ya no te valoran, no te lo dicen pero lo piensan, no eres nadie para ellos, el mundo se ha vuelto en contra tuya, no vales nada

– ¡Déjame en paz!.., ¡Déjame en paz!

¡Pero qué hago!.., estoy hablando solo y en alto, todo carece de sentido además, estoy mas solo que un perro, las tías ya no se fijan en mi, me estoy quedando calvo, me salen arrugas, no soporto a la gente que me rodea, no se que hacer…., ya no hay nada ahí fuera que me haga feliz.

…..

Es importante mantener el equilibrio con nuestros pensamientos, SER lo más conscientes posibles, recuperar la atención en todo lo que hacemos y vivir la vida con intensidad pero en quietud.., o quizás algún día esa voz susurrante que aún no percibís pero que está ahí escondida se pondrá en contacto con vosotros y os dirá quien no sois en realidad y perderéis el control.

Cuando el Ego se apodera de nosotros lo que percibimos como realidad cambia, nuestros pensamientos se transforman y perdemos el control en nuestras emociones. Es bueno conseguir cosas; casa, coche, dinero y un largo ETC, obtener logros y reconocimientos y no hablemos de nuestra reputación algo muy importante en nuestra sociedad actual, pero siempre en equilibrio, sin identificarse con ello, porque si algún día las perdéis os iréis con ellas, y regresar no es nada fácil.

Si dejáis que el Ego se apodere de vosotros, perderéis el control de vuestras emociones y vuestros fallos y vulnerabilidades serán expuestas a los demás, no os convirtáis en Elliot, y recordad, que si un día MR Robot se pone en contacto con vosotros, no le hagáis caso, es mentira.

Espero q os haya gustado este pequeño reto y el punto de vista que le he dado a la historia, – el próximo será técnico 😉 – y no olvidéis que la Ingeniería Social tiene un Socket directo a vuestro Ego.

Un saludo a todos!!!

 

Anuncios